Haz zoom con la rueda del ratón y cambia de pared usando los botones centrales, las flechas o la barra espaciadora.



Guardando datos
Gólgota, Caravana de la muerte
Soledad Aguirre
GÓLGOTA, CARAVANA DE LA MUERTE Mauricio Toro Goya Adentrarse en la obra Gólgota, Caravana de la Muerte puede resultar problemático. Por lo que, quién llegue a aventurarse debe estar dispuesto a impregnarse de una atmósfera sombría y punzante, que de manera directa y frontal nos adentra en una narración acerca de la memoria y los diálogos entre la historia y el pasado reciente, revelando las texturas y pliegues que quedan al descubierto en un espacio compuesto por dos lecturas atemporales pero análogas en discurso. Catorce ambrotipos , catorce Estaciones del Vía Crucis articulan un relato sobre el idealismos y la lucha de una pareja representada por Jesús y María Magdalena. Estos dos personajes son re-situados en un espacio donde la linealidad se ve trastocada en un constante cruce entre los episodios de la Pasión de Cristo y el paso de la Caravana de la Muerte por el sur y norte de Chile al comienzo de la dictadura militar. Desde esta encrucijada, Mauricio Toro Goya evoca lo ocurrido el 16 de octubre de 1973 en el entonces Regimiento Arica, ubicado en la región nortina de Coquimbo. Día en que la Comitiva del ejército nombrada Caravana de la Muerte arriba en el helicóptero Puma y ordena la ejecución de 15 detenidos políticos y su posterior desaparición. Mediante la gesticulación de tal hecho de horror se dejan al descubierto las problemáticas generadas en un universo que se sitúa (situándonos) fuera de lo cotidiano, enfrentándonos a la incoherencia de la crueldad cruda y vaciada de sentidos, revelando aquello que ha estado oculto en el ámbito de lo privado, salvo por los testimonios de los propios torturados. En este entramado de composiciones metafóricas e inquietantes surge un espacio híbrido desplazado del contexto específico que conocemos, adquiriendo nuevas connotaciones a través de la trama de relaciones que se manifiestan en los símbolos, alegorías y referentes de la cultura, fotografía e historia chilena, como también de la historia del arte y ciertas leyendas bíblicas que están presentes en la narración. Perspectiva plural y transversal en base a una tipología visual que favorece el artificio, las estrategias ficcionales y la naturaleza reflexiva de la imagen, en donde la gesticulación de formas re-creadas se magnifican y exageran en una voluntad por resaltar características y rasgos constituyentes de un mundo que no pretende ser el real pero que en ocasiones se le parece. Los límites se diluyen en búsqueda de una experimentación plástica y poética en que la reivindicación subjetiva presupone la compleja y conflictiva revisión de nuestro pasado y el tránsito hacia una resiliencia en contra de la desaparición y el olvido. Soledad Aguirre Evangelista Curadora